Maravilloso

El primer día que nos conocimos nos recibiste en tu casa, y de una manera muy natural y amigable nos enseñaste y explicaste parte de tu trabajo y de tu metodología. Desde ese momento quedamos convencidos de que queríamos que fueras el fotógrafo en ese momento tan especial para nosotros. Tuvimos la suerte de trabajar contigo en la Preboda, Matrimonio Eclesiástico y Postboda. Aceptamos todas tus sugerencias y también estabas abierto a recibir todas las nuestras. Las fotos quedaron muy bellas y el tiempo de entrega fue súper rápido.

Lo que más recuerdo fue la sesión de fotos en la Preboda. Nos fuimos a los Altos y a pesar de la humedad del día y el calor, lograste capturar unas fotos hermosas. Me encantó una idea que tuviste con unas hojas secas (una de mis fotos favoritas) y con la ayuda de mi amiga como tu asistente ese día la pasamos buenísimo. Para cerrar con broche de oro unas cervecitas heladas antes de bajar.

Totalmente recomendado, porque eres una persona súper amigable, excelente profesional y con toda la disposición para complacer a los novios

Ver esta historia…