Agradable, con un servicio Excelente

Lo conocí porque es amigo de mi esposo y lo contactamos para que fuera el fotógrafo de nuestra boda. Cuando llegó el gran día me hizo sentir muy cómoda con su trabajo, como en casa; con un equipo de trabajo impecable que supo capturar los momentos clave del evento. En lo particular no soy amante de las fotos posadas, me gustan mucho más las espontáneas, y en eso Héctor es especialista. La mejor parte fue la Sesión Postboda, fue una locura y los resultados fueron realmente INCREÍBLES!!

Entre algunas de las anécdotas: en la boda civil estuvo todo el día en mi casa pendiente de capturar los mejores momentos en familia. Mi mamá estaba orgullosa porque Héctor la felicitó por su Sanduchón y se había comido varias rodajas jajaja. En la sesión Postboda la experiencia fue inigualable. Montarnos en bote, lanzarnos de un muelle y subir cerros vestida de Novia, fue algo que nunca voy a olvidar.

Lo recomendaríamos porque es disciplinado, puntual, organizado, colaborador, detallista y muy agradable.