Lo primero que debo decir es que sentimos que tomamos la decisión correcta. Aparte de hacer un trabajo impecable ( hablando del material que nos entregaste ) el proceso fue súper chévere, agradable y profesional. Terminamos contentos con nuestro fotógrafo y con un nuevo amigo.

La infinita paciencia que me tuvo durante la sesión de la boda y sobre todo en la postboda, jamás me sentí presionada ni incomoda. La particular forma en la que te escogimos fue sin referencia, solo lo vi en las redes sociales y decidimos entrevistarnos. Al conocerlo supimos que sería Él. Es algo que pocas veces pasa. La mayoría de la gente escoge a alguno por referencia.

Principalmente por lo impecable de tu trabajo. Superaste nuestras expectativas, después por la persona que eres. Mi esposo y yo al final de este proceso te consideramos nuestro amigo. Eso me parece muy importante, pues te hace una persona íntegra, no solo eres profesional y excelente en lo que haces, sino que lo combinas con calidad humana.

Andrea & Edward.